viernes, 27 de febrero de 2009

Carlos II

Último rey de España de la dinastía Habsburgo. Hijo de Felipe IV y Mariana de Austria, fue toda su vida un ser débil y enfermizo, poco dotado físicamente y mentalmente. Casado en dos ocasiones, no logró tener hijos.
Su reinado:
Durante la época de Carlos II, las iniciativas reformistas pusieron las bases para la recuperación económica de Castilla.
En el exterior, la Monarquía se vio envuelta en cuatro guerras determinadas por el expansionismo de Luis XIV. Al final del reinado, la Monarquía se mantenía casi intacta, con las únicas pérdidas del Franco-Condado (1678) y una serie de plazas en la zona fronteriza entre Francia y los Países Bajos, así como del reino de Portugal (1668).
El problema sucesorio:
Las frecuentes enfermedades del rey y la falta de sucesión alimentaron durante su reinado las negociaciones entre los príncipes europeos para el reparto de los territorios de la Monarquía. Pero la obsesión por mantener unida la herencia de sus mayores fue uno de los motivos que determinaron el último testamento de Carlos II en que declaró heredero al duque de Anjou, futuro Felipe V. El nombramiento del nuevo monarca provocó un conflicto grave para el equilibrio entre las diferentes potencias europeas. Su acceso al trono español fortalecía el poder de los Borbones en Europa y, rápidamente, Gran Bretaña, Holanda y Portugal declararon su apoyo al candidato austriaco y entraron en guerra contra Francia y España. De manera que la sucesión al trono español pasó de ser un conflicto interno a un grave problema de política internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada